El Instituto de Buena Voluntad (IBV), nace como las Industrias de Buena Voluntad en el año 1925, por iniciativa del Pastor Metodista E. Smith.

En sus inicios, las industrias dirigían su accionar hacia las personas desempleadas y aquellas con capacidades diversas que vivían en condiciones de pobreza. Funcionaban de ésta manera, por un lado talleres que se centraban en el armado de piezas o finalización de artículos, y por otro, se realizaba recolección de muebles y objetos en desuso, los cuales se acondicionaban para su posterior venta.

En el año 1993 se comenzaron a recibir containers de ropa proveniente de EEUU  para el trabajo y venta casi en exclusiva en ese rubro. Pero fue por el año 1995 aprox., en donde un decreto establecía la prohibición de salida de aduana de containers, hecho que provocó una crisis a la interna de la institución, debiendo replantearse del proyecto institucional.

En la Actualidad

Hoy por hoy, el Instituto de Buena Voluntad perteneciente a la Iglesia Evangélica Metodista del Uruguay (IMU), es un proyecto institucional que apunta a brindar tanto a  jóvenes  como adultos con vulnerabilidad bio-psico-social, un proyecto educativo-laboral-recreativo, a partir del cual poder alcanzar una inserción laboral y social.

  • Objetivos:

Nuestra institución busca que los alumnos logren insertarse en nuestra sociedad, mediante el aprendizaje y la capacitacion de oficios, como el desarrollo de habilidades sociales, apoyo en la escolaridad básica, deporte y recreacion.

  • Ingreso a nuestra institución:

Todos quienes ingresan al IBV, lo realizan mediante una entrevista personalizada con los referentes familiares, por medio de un  equipo del área psico-social. En dicha entrevista se realizará un diagnóstico sobre la situación del alumno (escolaridad, posibilidades de integración a un grupo, etc.), contemplándose además las habilidades y gustos, para la realización de algunos de los talleres.

  • Coordinación con otras instituciones:

Con la finalidad de optimizar los servicios brindados por el IBV, a nivel comunitario coordinamos esfuerzos con: B.P.S, I.NA.U, I.M.M, CO.DI.CEN, IMM, entre otros.

El PROYECTO educativo...

El proyecto de gestión, se enmarca en el paradigma de la protección integral de los derechos de los niños/as y adolescentes y la Convención de los Derechos Humanos. Dentro de este contexto se prioriza el área educativa tendiente a brindar a la población atendida,  igualdad de oportunidades, haciendo referencia al derecho de la no discriminación, lo que exige atender sus particularidades.

Se prioriza la educción social como practica educativa dando soporte a los procesos de socialización. En este sentido, implica preparar a la población para una futura inserción laboral, social y mejora en la calidad de vida. Esto es fundamental para lograr el objetivo de una formación que habilite a los alumnos, a la vida social en sus diferentes aspectos como: lo laboral, la familla, el grupo, la recreación, el ejercicio de la ciudadanía, etc.

Objetivos:

  • Favorecer y promover el desarrollo integral de la población atendida, actuando como facilitador, estimulando los intereses, valores y aptitudes.
  • Elevar el nivel de formación de los alumnos, habilitando así las oportunidades para una adecuada integración social.
  • Brindar un contexto digno en todo sentido, tanto en lo material como en relación al clima de atención.
  • Conformar un equipo de trabajo capacitado y consustanciado con la tarea.
  • Ampliar las redes comunitarias, regionales, institucionales y sociales.

 

 

Iglesia Metodista del Uruguay
Instituto Crandon
Instituto Metodista Universitario Crandon

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Copyright © 2009 "Instituto de Buena Voluntad " Todos los Derechos Reservados/All Rights Reserved